Los bancos de Wall Street están comprando agua en el mundo

Se está acelerando una tendencia preocupante: los bancos de Wall Street y los multimillonarios de élite están comprando el agua en todo el mundo a un ritmo sin precedentes.

Toma nota de los mega-bancos y gigantes de la inversión como Goldman Sachs, JP Morgan Chase, Citigroup, UBS, Deutsche Bank, Credit Suisse, Macquarie Bank, Barclays Bank, el Grupo Blackstone, Allianz y Banco HSBC, entre otros, son la consolidación de la su control del agua. Incluso los magnates como T. Boone Pickens, el ex presidente George HW Bush y su familia, de Hong Kong Li Ka-shing, Manuel V. Pangilinan de Filipinas y otros están comprando miles de hectáreas de tierra con acuíferos, lagos, los derechos explotación, las empresas de mensajería, las acciones de las empresas de ingeniería y tecnología del agua.

La segunda tendencia preocupante es que mientras que los nuevos barones están comprando agua por todo el mundo, los gobiernos están limitando rápidamente la capacidad de los ciudadanos para obtener ellos mismos (como lo demuestra el famoso caso de Gary Harrington en Oregon, donde el Estado se ha tipificado la recolección de agua de lluvia en tres estanques situados en su propiedad privada, 9 acusándolo de los cargos y lo condenó a 30 días de prisión).

Ponemos esto en perspectiva penalización:
El multimillonario T. Boone Pickens es propietaria de los derechos de explotación de cualquier otra persona en Estados Unidos, siendo capaz de explotar unos 250 mil millones de litros al año. Pero el ciudadano de a pie Gary Harrington no puede recoger agua de lluvia en sus 68 hectáreas de tierra. (Nota del editor aquí también medidas a la vista, ver aquí y aquí)

Y ‘lo que un nuevo orden mundial extraña en la que los multimillonarios y los bancos pueden poseer los acuíferos y lagos, pero los ciudadanos comunes no pueden ni siquiera recoger agua de lluvia o nieve derretida en sus patios traseros detrás de la casa. 
“El agua es el petróleo del siglo 21”. Palabra de Andrew Liveris, CEO de la compañía Dow Chemical.

[…] Sólo en los EE.UU., el agua es un 425 $ mil millones de dólares. En su conferencia anual sobre “cinco grandes riesgos,” Goldman Sachs dijo que la escasez de agua podría ser, por la humanidad en el siglo 21, una amenaza más grave que la de los alimentos y la energía. En 2012, Goldman Sachs ha comprado la empresa Veolia, que abastece de agua a 3 millones y medio de personas en el sudeste de Inglaterra. En 2003, junto con Blackstone Group y Apollo Management, que había adquirido Ondeo Nalco, un tratamiento que lleva agua, con 10.000 empleados en 130 países.

En 2008, Goldman Sachs siempre ha invertido, junto con otros fondos, $ 50 millones en China Agua y bebidas, tralaltro líder en la producción y distribución de agua embotellada en China. Desde que China está sufriendo una de las peores escasez de agua en Asia, su sector agua embotellada es el de más rápido crecimiento en el mundo, y están viendo grandes ganancias.

fuente de agua
[…] El economista de Citigroup, Willem Buitler, dijo en 2011 que “El agua se convertirá en el activo más importante, mucho más petróleo, cobre, recursos agrícolas y metales preciosos.”
[…] En concreto, , una de las oportunidades lucrativas son fracturación hidráulica (fracking), ya que genera una gran demanda de agua y servicios relacionados. Cada pocillo requiere de 10 a 20 millones de litros de agua, 80% de los cuales no pueden ser reutilizados, ya que es 10 veces el agua de mar más salado. Citigroup recomienda a los propietarios de los derechos de explotación de venderlo a empresas fracking lugar a los agricultores, ya que el agua de la fractura hidráulica se puede vender a un precio 60 veces mayor que el de la agricultura.

[…] La familia Bush, en 2005 y 2006 compró 1.200 kilómetros cuadrados de tierra en la frontera entre Bolivia, Brasil y Paraguay. El terreno está ubicado en el acuífero más grande del mundo, el volumen de alrededor de 40,000 kilometros cubos. Se estima que este depósito subterráneo podría abastecer a todo el mundo del agua potable para 200 años.
[…] Por desgracia, la carrera por la privatización del agua es imparable: muchos estados tienen dificultades financieras y que ya no son capaces de mantener y actualizar sus empresas de entrega. Frente a las ofertas de millones de dólares de Goldman Sachs, JP Morgan Chase, Citigroup, UBS, etc., ciudades y estados tienen poca dificultad en el rechazo de la privatización.

corporaciones multinacionales y bancos de Wall Street habían preparado y esperando este momento durante años.

Fuente: GlobalResearch

Traducción: anacrónica

La destrucción de Libia y la privatización del agua

Era el sueño de Muamar Gadafi: proporcionar agua fresca a todos los libios Libia y hacer autosuficiente en la producción de alimentos
La destrucción de Libia y la privatización
de Enrico Vigna
libios llamado la octava maravilla del mundo. Los medios de comunicación occidentales han llamado el capricho y la quimera de un perro rabioso. El “perro rabioso”, en 1991, había dicho proféticamente, sobre la mayor obra de ingeniería civil en el mundo:

“Después de esto, las amenazas estadounidenses contra Libia se duplicarán. Los Estados Unidos inventar excusas, pero la verdadera razón es la voluntad para detener este proyecto, para mantener al pueblo libio sujetos “.

El sueño de Gadafi

Era el sueño de Muamar Gadafi: proporcionar agua potable a todos los libios y Libia para hacer autosuficiente en la producción de alimentos. En 1953, la búsqueda de nuevos yacimientos de petróleo en los desiertos del sur de Libia llevó al descubrimiento no sólo de importantes reservas petroleras, sino también grandes cantidades de agua dulce en las capas del subsuelo. De los cuatro acuíferos antiguas que se han descubierto, cada uno había estimado capacidades entre 4.800 y 20.000 kilómetros cúbicos. La mayor parte de esta agua se recoge en el agua subterránea durante un período estimado entre hace 38.000 y 14.000 años, aunque se cree que algunos bolsillos ser sólo 7.000 años.

Acueducto en Libia

Después de Gadafi y los Oficiales Libres Unidos tomó el poder en un golpe incruento contra el corrupto rey Idris, durante la revolución de Al-Fateh en 1969, el Gobierno de la Jamahiriya nacionalizó las compañías de petróleo y pasó gran parte de los ingresos del petróleo para explotar ‘ suministro de agua dulce de los acuíferos en el desierto, la construcción de cientos de pozos. grandes explotaciones se crearon en el sur de Libia para animar a la gente a establecerse en el desierto. Resultó que la mayoría de la gente, sin embargo, prefirió la vida en las zonas costeras del norte.

Por lo tanto Gadafi entonces ideó un plan para llevar agua a la gente en su lugar. El Gobierno de la Jamahiriya ha llevado a cabo los estudios iniciales de viabilidad en 1974, y en 1983 se estableció la Autoridad del Gran Río Artificial. Este proyecto está financiado en su totalidad por el gobierno ha sido planificada en cinco fases, cada una de las cuales habría creado un sistema autónomo, lo que eventualmente podría formar un sistema integrado. Dado que el agua en la Libia de Gaddafi fue considerado como un derecho humano, no ha habido ninguna carga sobre las personas y no se necesitaban préstamos internacionales para el gasto de casi 30 mil millones de dólares del proyecto.

En 1996, durante la apertura de la Fase II del proyecto Gran Río Artificial, Gaddafi dijo:
“Este es el mayor respuesta a América y todas las fuerzas del mal que nos acusan involucrados en el terrorismo. Sólo estamos involucrados en la paz y el progreso. América está en contra de la vida y el progreso, y empuja el mundo hacia la oscuridad ”
El desarrollo y la destrucción

En el momento de la guerra de la OTAN contra Libia en 2011, se han completado tres etapas del proyecto Gran Río Artificial. La primera y más importante suministrado dos millones de metros cúbicos de agua por día a lo largo de un oleoducto de 1.200 km de Bengasi a Sirte, y fue inaugurado formalmente en agosto de 1991. Fase II proporciona un millón de metros cúbicos de agua por día por la costa occidental y Trípoli. Fase III consistió en la ampliación del sistema existente y para servir a Tobruk y la costa con un nuevo sistema de pozos.

Los “ríos” son una red de 4.000 kilometros de tubos de hormigón de 4 metros de diámetro, enterrados bajo las arenas del desierto para evitar la evaporación. Hay 1.300 pozos, 500.000 secciones de tubería, de 3.700 kilómetros de carreteras y 250 millones de metros cúbicos de excavación. Todo el material para el proyecto fue producido localmente. Grandes tanques almacenan agua y estaciones de bombeo controlan el flujo de las ciudades.

Las dos últimas fases del proyecto tendrían que unir a toda la red de distribución. Una vez que se ha completado, el agua de riego desde el río Grande artificial le permitiría obtener alrededor de 155.000 hectáreas de tierra para cultivar. Como dijo Gadafi, el proyecto haría que el desierto verde como la bandera de la Jamahiriya.

En 1999, la UNESCO había aceptado la oferta por parte de Libia para financiar la Gran-creada por el hombre Premio del Agua de río internacional, un premio que se refiere a la investigación científica importante funciona en el uso del agua en zonas áridas.

Muchos extranjeros trabajaban en Libia para el Proyecto Río Artificial Grande. Pero después del inicio de la llamada bombardeo humanitario de la OTAN contra el país del norte -africano en marzo de 2011 la mayoría de los trabajadores extranjeros han regresado a sus hogares. En julio de 2011, la OTAN no sólo bombardeó el Gran Río y sus líneas de suministro en las proximidades de Brega, sino que también destruyó la fábrica de producción de tubos para repararla, argumentando que había sido utilizado como “un depósito militar” y que ” cohetes fueron lanzados desde allí “. Seis de los guardias de seguridad del hotel fueron asesinados en el ataque de la OTAN, y el suministro de agua para el 70% de la población, tanto para uso doméstico como para el riego, se ha visto comprometida por ocasionar daños a la infraestructura vital de Libia.
Las dos últimas fases del proyecto Gran Río Artificial estaban programadas para continuar durante las próximas dos décadas, pero la guerra de la OTAN en Libia ha puesto en peligro el futuro del proyecto y el bienestar del pueblo libio. (……………….)

Fuente: Ossin.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *