Informe revela que el cambio climático y la sobreexplotación están dejando sin agua al norte de Chile

Chile es uno de los 30 países que tendrá mayor riesgo hídrico en el mundo en 2025.El cambio climático y el modelo productivo tanto agrícola como minero,con el uso masivo de agua, han dejado al norte de Chile en una situación de extrema vulnerabilidad, alerta un informe divulgado este martes con motivo de la Semana del Agua que se realiza en Santiago.

Esta “Radiografía del Agua: Brecha y Riesgo Hídrico en Chile”, elaborada por la Fundación Chile, ofrece una fotografía actual del recurso hídrico.Chile es uno de los 30 países que tendrá mayor riesgo hídrico en el mundo en 2025. Sólo en 2015, estuvo entre los 10 con mayor gasto asociado a desastres, con 3.100 millones de dólares, de los que más del 45% se destinaron a cubrir situaciones de escasez de agua.

Actualmente, la brecha del agua, es decir, los recursos disponibles (en ríos, aguas subterráneas y la almacenada en el suelo o la vegetación) menos lo que se consume es de 82,6 m3/segundo, pero de proseguir la tendencia actual será de 149 m3/s en 2030, alerta el informe.

De las 101 cuencas existentes en el país solo 25 contaban con datos suficientes y comparables, señalan los autores. De estos ríos, nueve están sometidos a tal estrés que se consume el 40% o más del agua disponible.

Los ríos de la zona norte, como San José, Loa, Socompa, Salado, Los Choros o Quilimarí, bajan prácticamente secos, con cantidades de agua situadas en torno a 0,01 y 1 m3 /segundo, que contrasta con los 3.480 m3 /s de los ríos en las regiones de Aysén y Magallanes, en el sur.

En ríos como Los Choros (Coquimbo, norte) o La Ligua (Valparaíso) la magnitud de la brecha es de 824% y de 129%, respectivamente. Esto supone que el consumo ha agotado las cuencas y se están secando las napas subterráneas.

Sin embargo, en zonas como la región de Antofagasta no hay información respecto de la disponibilidad del recurso subterráneo.

De seguir el aumento de temperaturas y la falta de precipitaciones que sufre el país, parece imposible que los sectores agrícola y energético puedan sostener la actual producción, en particular las producciones localizadas en torno a los cauces de los ríos Los Choros, la Ligua, Limarí, Petorca y San José, advierte el documento.

Para el sector hidroeléctrico, las cuencas más vulnerables son las de los ríos Maule y Biobío, en el centro-sur del país, agrega.

fuente: 24 Horas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *