Glaciares y minería

Carta al Director de Diario El Mercurio

Señor Director

En la entrevista sobre glaciares del domingo, el nuevo director de la Unidad de Glaciología y Nieves de la DGA señala que los ambientalistas «focalizan la afectación de glaciares por la minería» y relativiza dichos impactos.Tenemos el deber de informar a sus lectores que existe suficiente información científica para afirmar que la minería es la mayor amenaza para la protección de los glaciares en Chile. La explotación minera, entre 1981 y 2000, destruyó el 62% del Glaciar Toro 1, y 71% del Glaciar Toro 2, en la cuenca alta del río Huasco. En Coquimbo, cuatro glaciares rocosos desaparecieron por depositación de lastre sobre ellos y dos intervenidos por caminos.

Se calcula que entre 2000 y 2006 la minería provocó una pérdida de glaciares equivalente a 2,84 millones de metros cúbicos de agua dulce en la cuenca superior del río Choapa. En la Región Metropolitana, en la cuenca alta del río Mapocho y Maipo, entre 1988 y 2005, la minería ha intervenido más de 1 km {+2} de glaciares provocando una pérdida de entre 6 y 9 millones de metros cúbicos de reservas de agua dulce almacenadas. En Valparaíso, la explotación minera ha impactado glaciares desde 1980 en la cuenca alta del río Aconcagua. Entre 1991 y 2000, removió entre 1 y 8 millones de toneladas de hielo al año. Se estima que, al 2008, había destruido 2,1 km {+2} de glaciares, lo que equivale a una pérdida de 15 a 25 millones de m {+3} de reservas de agua dulce en dicha cuenca.

Como si esto fuera poco, la expansión de Andina 244 y Los Bronces incluye nuevos y mayores impactos sobre los glaciares que alimentan las cuencas de los ríos Mapocho y Maipo, vulnerando la seguridad hídrica de Santiago y las 120 mil hectáreas de riego del valle del Maipo.

 

Sara Larraín

Directora ejecutiva de Chile Sustentable

Miércoles 12 de septiembre de 2018.

Ver publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *