Ampliación de Planta Arauco: “Nos enfrentamos a un caso similar a Hidroaysén”

Los dirigentes vecinales de las comunas de Arauco y Lota llegaron al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la Región del Biobío para presentar un recurso de nulidad al procedimiento de calificación ambiental del proyecto “Modernización Ampliación Planta Arauco” del Holding Arauco- Constitución S.A, que cubriría la zona costera desde Coronel hasta la actual planta, ubicada en el sector Horcones y que cuenta con una inversión de dos mil 300 millones de dólares.

El abogado ambientalista, Juan Molina, afirmó que el recurso se presentó el pasado 27 de abril del 2012 y agregó que la iniciativa ya cuenta con el rechazo de varios servicios públicos por no incluir toda la información necesaria, razón por la que se están anticipando al resultado final del procedimiento de evaluación.

“Constatamos que hay once observaciones de los servicios con competencia ambiental, que violan el proyecto y que señalan que el proyecto es inevaluable con los datos que hoy contiene. Falta información relevante como los efectos sobre las columnas de agua, sobre las poblaciones indígenas, sobre el tratamiento de los riles, etc. Nos estamos enfrentando con un caso muy similar al de Hidroaysén, en el que se pretende aprobar un proyecto con información sesgada y poco relevante”, acusó el abogado.

La representante de la Mesa Social de Lota, Tamara Concha,  afirmó que existe una crisis estructural en estas comunas, donde hoy reina la pobreza, y que este proyecto vendría a anular por completo el plan de desarrollo que están elaborando, ya que apunta al turismo y otras actividades sustentables que se verían fuertemente perjudicadas.

“Estamos en contra de la ampliación de esta celulosa en cinco veces su tamaño, por la contaminación ambiental que va a haber en todo el Golfo de Arauco. El mar va a ser contaminado, el aire, la calidad de vida de la gente que vivimos ahí va a ser estropeada. Entonces, además de la ley de pesca, que ya nos deja limitados, la polución del mar va a significar que muchos pescadores no sigan trabajando”, reclamó Tamara Concha.

La dirigenta añadió que los ciudadanos quedan en medio de una zona que, por el norte, tiene la contaminación de esta celulosa y, por el otro lado, la de las termoeléctricas.

Una situación complicada, ya que el holding tiene un grave prontuario en esta materia, como la muerte masiva de cisnes de cuello negro en las aguas del Santuario de la Naturaleza en Valdivia, originada por la descarga residuos líquidos industriales.

En tanto el diputado socialista, Manuel Monsalve, indicó que “la firma no solo tiene conflictos ambientales, sino que también de tierra, porque en la provincia de Arauco está presente la mayor parte de las comunidades mapuches de la Región del Biobío”.

Montes agregó que ahora los problemas  se trasladarían al borde costero de la zona, pues allí se encuentran “los mapuches lafquenches, que tienen que ver con la gente del mar, que viven del recurso marino y, por lo tanto, también están precoupados por los efectos que este proyecto pudiera tener”.

El parlamentario afirmó que no hay problemas con los proyectos de inversión, pero que se deben respetar las leyes y la Constitución. En esta línea hizo un llamado al intendente que, en definitiva preside la Comisión de Evaluación Ambiental y al Director Regional del SEA, a frenar el proceso, antes de que la justicia decrete que aquí se ha procedido de forma arbitraria e ilegal.

Fuente: Radio Universidad de Chile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *