Presentan apelación contra fallo que rechazó recurso de protección en caso Río Cuervo

riocuervo_171616-L0x0Según los abogados de la Fiscalía del Medio Ambiente, la Corte de Apelaciones no habría hecho cumplir lo ordenado por el tribunal en relación a ordenar tres nuevos informes al Sernageomín sobre este caso.

La Corte de Apelaciones de Coyhaique rechazó el recurso de protección presentado por la Fiscalía del Medio Ambiente (FIMA) en contra de la Comisión de Evaluación Ambiental, CEA, que aprobó el proyecto hidroeléctrico Río Cuervo de la Empresa Energía Austral, sin considerar la totalidad de los estudios ordenados por la Corte Suprema para poder evaluar el proyecto.

Por tal motivo, se presentó un recurso de apelación para que esta instancia superior deba pronunciarse respecto a la resolución del tribunal de Coyhaique.
A juicio de los abogados de FIMA, la Corte de Apelaciones no habría hecho cumplir lo ordenado por el máximo tribunal en relación a ordenar tres nuevos informes a Sernageomín, y no solo uno como finalmente se hizo.

En el texto del Recurso de Apelación, señaló: “El fallo de la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Coyhaique no analiza adecuadamente el fondo de la acción incoada, ya que ha entendido erróneamente que la discusión de autos es de naturaleza técnica y que como tal, excedería las materias susceptibles de ser abordadas en el foro del recurso de protección”.

Diego Lillo, Coordinador de Litigios de la Corporación FIMA, explicó que “cuando nuestro Tribunal Supremo ordena retrotraer el proceso de evaluación ambiental a la etapa anterior a la dictación del Informe Consolidado de Evaluación, ICE, estableciendo a su vez condiciones de contenido mínimas para tal acto administrativo, obliga a que se hagan nuevos informes, y no simplemente limitarse a lo que opina el servicio, en este caso Sernageomín, de lo que debiera entregar”.

Por otra parte, los abogados esperan que sus alegatos sean escuchados en la Corte Suprema y se ordene cumplir su primer fallo para asegurar que el proyecto será efectivamente evaluado considerando todos sus riesgos y por consecuencia, termine por no aprobarse.

Por: El Mercurio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *