Gobierno detuvo publicación de normas de agua para las cuencas de Valdivia, Biobío y Maipo

valle y aguaLos instrumentos fueron «Tomados de Razón con Alcance» de Contraloría el 11 de  marzo de este año, pero desde el Ministerio del Medio Ambiente, explicaron a La Tercera que «están siendo revisados para que cumplan sus objetivos».

Ex autoridades ambientales, alertaron a La Tercera que las normativas «son fundamentales para preservar los ecosistemas hidrográficos», en  tres regiones del país.

Tomando en cuenta que el Estado tiene por función dictar normas secundarias de calidad ambiental, con el fin de regular la presencia de contaminantes en el medio ambiente, en 2004 –pleno gobierno de Ricardo Lagos Escobar– se dio inicio al proceso de dictación de las normas secundarias de las cuencas de Valdivia, del río Maipo y del río Biobío. Siete años más tarde, los tres instrumentos fueron “Tomados de Razón” por Contraloría, el 11 de marzo de 2014, pleno cambio de mando entre el gobierno de Sebastián Piñera y el de Michelle Bachelet. Pero las autoridades ambientales actuales, consideraron que “deben revisarse las normas antes de ser publicadas, para que se cumplan los objetivos establecidos en ellas  y volver a presentarse frente el Consejo de Ministros”, explicaron a La Tercera, desde el Ministerio del Medio Ambiente. En consecuencia, los reglamentos secundarios no fueron publicados en el Diario Oficial, por tanto no entraron en vigencia.

La noticia alarmó a las ex autoridades del gobierno de Piñera, quienes declararon a La Tercera. Para el ex Subsecretario del Medio Ambiente y actual socio a cargo del área ambiental del Estudio Baker & Mckenzie, Rodrigo Benítez, estas normas «son tremendamente importantes porque permiten que el Estado pueda hacer una gestión efectiva para preservar sus ecosistemas. En el tema hídrico ha sido muy poco el avance en las últimas décadas”, considera.

Benítez agregó que “en definitiva, se trata de una obligación para el Estado. Estas normas se aplican a toda una cuenca hidrográfica, lo que posibilita una gestión integrada bajo la regulación, más aún, en ausencia de estas normas elServicio de Impacto Ambiental (SEIA), considera referencias internacionales que pueden no reflejar adecuadamente la calidad física química natural de los ríos de Chile”, estima.

El ex Jefe de la División de Estudios del MMACristóbal de la Maza, indicó por su parte a La Tercera que “nos urge que sean publicadas, dado que el objetivo es preservar los servicios eco-sistémicos que provee la cuenca y que son la base del  bienestar social de las comunidades afectadas”, aclaró.

VALDIVIA: NORMA SECUNDARIA IMPIDE ALERTAR DAÑOS AMBIENTALES DE CELULOSA CELCO

La norma secundaria establecida para la cuenca de Valdivia, habría sufrido modificaciones que a vista de las declaraciones a La Tercera, por parte de laSeremi de Medio Ambiente de  la Región de Los Ríos,Carla Peñaimpedirían un monitoreo adecuado sobre los desechos contaminantes que se derraman en la zona, a través de la polémica Celulosa Arauco y Constitución (Celco), ubicada en San José de La Mariquina.

“Cuando se realizó el ante proyecto, la idea era que se tomaran los datos históricos que reunía el anteproyecto, donde se exponían valores antrópicos y ecológicos que eran de mayor relevancia. Pero cuando se presentó al Consejo de Ministro, el 15 de junio 2012no se presentaron varios de estos antecedentes que deberían haberse considerado para elaborar las normas de agua”, justificó Peña.

La autoridad ambiental explicó que “la Dirección General de Aguas (DGA) realiza un monitoreo desde hace más de 20 años en el santuario, reuniendo información relevante. A raíz de ello nos dimos cuenta de lo que estaba sucediendo con la calidad de agua de la zona en términos físicos y químicos. Gracias a ello, descubrimos que la Celulosa Arauco produjo un daño significativo en el ecosistema en ese minuto. A partir de esto, nace la creación de crear esta norma secundaria para resguardar la biodiversidad de un medio acuático o terrestre”, agregó.

Peña advirtió luego, que “se aprobó esta norma secundaria sin considerar estos datos históricos, lo cual impide que el instrumento favorezca proteger la zona”, considera. “El 28 de noviembre de 2013 se presentó un acuerdo al Consejo de Ministros, donde se eliminó la medición de los parámetros totales que se habían elaborado en el Ante proyecto, desde la Seremía”, continuó.

Según los antecedentes, el Consejo de Ministros entonces aprobó el instrumento con un cambio en los parámetros respecto al punto de muestra considerado paramedir los metales contaminantes en las aguas de la cuenca de Valdivia. En principio en ante proyecto establecía  que la medición de debía ser 1 kilómetro y medio río a bajo de la descarga de Celco. Con las modificaciones, se consideró tomar las muestras 3 kilómetros río a bajo, tras la firma del presidente Piñera al documento, el 27 de diciembre de 2013.

“Entre la firma del ex presidente y la Toma de Razón de Contraloría, se estableciófinalmente que el punto de muestra será a 20 kilómetros, por lo tanto la disolución que van a tener los metales pesados será mayor y no podremos dar cuenta del impacto de Celco en la zona, de manera tal que podamos crear alertas tempranas y proteger el sector”, añadió Peña.

Según la autoridad, “estaríamos en condiciones de hacer la presentación al Consejo de ministros nuevamente a partir de agosto aproximadamente”, aseguró.

Peña agregó que “la norma secundaria modificó los parámetros para evaluar los niveles de contaminación de los metales que se derraman en la zona: se eliminó el monitoreo para el calcio, el magnesio, el potasio y el aluminio”, aclaró.

Fuente: La Tercera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *