Familias recolectan agua de lluvia para su consumo doméstico

Purranque escases aguaEscasez hídrica. A partir de este mes los pequeños agricultores de las comunas más afectadas -como Purranque y La Costa- se dedican a almacenar el vital alimento que utilizan para el consumo familiar, darle de beber a sus animales y el riego. Ambos municipios adelantaron el reparto de agua en camiones.

Cada gota de lluvia que cae desde el cielo se convierte en una bendición para Juan Cea, quien reside en la localidad de Huamputue -en la comuna de San Juan de la Costa-, debido a que la escasez hídrica afecta prácticamente durante todo el año a su familia, animales y siembras.

Basta que se asome una nube negra en el cielo para que el grupo familiar reúna botellas, baldes, bidones y hasta neumáticos para guardar en ellos el agua lluvia, la que luego se ocupará para el uso doméstico entre noviembre y enero, cuando se nota aún más la falta del vital líquido.

En los meses anteriores, el agricultor junto a su esposa María Hortensia, su hija y nieto, se abastecen de un pozo comunitario mediante un sistema de gravedad; sin embargo, cuando aquella fuente de agua se termina, empiezan las dificultades.

Por ello, Juan debe acudir a los esteros del sector, y si éstos se secan, no queda más remedio que almacenar aguas lluvia. Esta rutina la replican otras tres familias de la localidad y de otros sectores aledaños de la comuna de La Costa.

El líquido se utiliza en forma racionada para cocinar, lavar y suministrar a los animales, pues es la única forma de subsistencia.

“Nosotros consumimos el agua de lluvia para comer y lavar. También nos aseguramos de tener agua en los pocillos de las aves y cabras todas las tardes, porque a esa hora llegan a tomar agua”, expresó el pequeño agricultor.

DEFORESTACIÓN

“La causa de este problema es la deforestación o reemplazo de los bosques nativos por las especies exóticas. Cuando hay deforestación se produce una enorme erosión”, argumentó el dirigente de la comunidad de Huamputue, Marcelo Cheuquián.

A su juicio, “el bosque nativo actúa como esponja, lo que provoca que con el transcurso de los meses el agua se comienza a filtrar, eso significa que durante el transcurso del verano se tiene agua; pero donde no hay bosque nativo, esa agua escurre hacia las partes bajas y entonces el agua que cae se pierde”.

IMPACTO

Sus siembras también se ven afectadas, puesto de todas las hortalizas que ha intentado cultivar, sólo brotaron las habas.

Cuando la sequía se hace crítica, 15 familias del sector reciben agua en camiones aljibes enviados por el municipio, que distribuye mil litros por cada hogar si poseen un estanque o 10 mil litros si existe un recipiente comunitario.

Similar es el panorama que debe afrontar Aliro Gallardo, dirigente de la localidad de Putrihue Norte, donde habitan unas 20 familias que se abastecen de agua gracias a sus propios pozos durante los meses menos críticos; no obstante, al llegar noviembre la situación cambia drásticamente y deben acudir a formas artesanales de recolección de aguas lluvia.

“Cuando bajan las aguas de los pozos, tenemos que ir a buscarla a los chorrillos de los esteros o guardarla cuando llueve en lo que tenemos a mano, ya sean botellas, bidones o baldes”, enfatizó el dirigente de la comunidad.

Ello le sirve a Aliro para mantener su actividad como floricultor y sembrador de hortalizas y legumbres, además del consumo en el hogar.

“Para las flores y siembras de papas, lentejas y linaza en la época más dura debo racionar el agua que obtengo de los esteros o de la lluvia”, detalló.

ESTRATEGIAS MUNICIPALES

“Al menos 550 familias son las afectadas en la comuna cuando el problema llega a su punto más crítico en marzo. La mitad de ellas se encuentran en situaciones muy complejas, motivo por el cual se entregan mil litros de agua por grupo familiar si poseen estanque o 10 mil litros en recipientes comunitarios”, precisó.

Frente a la situación actual, Cornejo subrayó que el presente año se adelantó en dos meses la solicitud de agua, puesto que en un año normal el vital elemento se entrega a fines de noviembre o diciembre; sin embargo este 2014 ya se ingresó la primera solicitud y posiblemente el primer camión aljibes comience a entregar agua a fines de mes. De esta forma, cuando llegue el verano, se sumarán tres camiones, tal como sucedió la temporada anterior.

En Purranque la situación es similar, pues los sectores rurales son asistidos con agua durante gran parte del año. El encargado de Emergencias de la comuna, Osvaldo Valderrama, manifestó que el problema se acrecienta cada vez más, por lo que sumaron un mes para la entrega de agua.

RECURSOS

“En La Costa se han entregado recursos por $170 millones entre camiones aljibes y estanques, siendo la comuna más compleja a nivel regional; le sigue Purranque con $23 millones, destacando el combustible para los bomberos. Luego se encuentra Río Negro con $20 millones por un camión aljibe, San Pablo con $13 millones, y por último los municipios de Puyehue y Puerto Octay con un poco más de un millón de pesos cada uno”, detalló el director regional de la Onemi Andrés Ibaceta.

Según dijo, el presupuesto para este ítem se ha incrementado en los últimos años, ya que en 2008 se destinaban $60 millones para la provincia, mientras que ahora una comuna concentra $170 millones.

Dentro de las soluciones a largo plazo, en La Costa se instauró una mesa territorial compuesta por las localidades de Pupamquemo, Huamputue, Chamilco, Puninque Norte, Putrihue Norte, Planchón y Anchiqueumo, quienes ven mayor factibilidad de lograr una solución coordinándose por bloques, argumentó el dirigente Marcelo Cheuquián.

También se han desarrollado talleres para aprovechar las precipitaciones de la zona, especialmente entre los meses de octubre y noviembre, resultando un proyecto piloto de residuos y cosechas de aguas lluvia en la casa interactiva del sector de Los Hualles, comuna de San Juan de la Costa, el cual será instalado la primera quincena del mes de noviembre en conjunto con un proyecto de hidroponía, según dijo la encargada de la casa interactiva del sector María Eligoro.

Respecto a la futura temporada estival, en la Onemi estiman que sea igual o peor que el verano 2013-2014, lo que explica que algunos municipios adelantaran la entrega de recursos.

Agua Potable Rural (APR) En la comuna de Purranque se están realizando conexiones entre las localidades apartadas con los comités de aguas, como el caso de Crucero Alto con Crucero, Colonia Zagal con Colegual y La Poza con Hueyusca.

Proyectos de regadío El Minagri, a través de Indap, ha implementado sistemas de regadío en las comunas de Purranque y La Costa.

Jocelyn Vargas Álvarez

300 familias

Aproximadamente almacenan aguas lluvia en la provincia de Osorno, para su consumo doméstico, darle de beber a sus animales o faenas de riego.

$170 millones

Invirtió la Onemi de la Región de Los Lagos en recursos para la comuna de San Juan de la Costa durante la época de déficit hídrico, para el arriendo de camiones y compra de estanques.

$23 millones

Dispuso la temporada anterior la Onemi, entre camiones aljibes, combustible y estanques para Purranque. Es la segunda comuna de la provincia con problemas hídricos.

Fuente: El Austral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *