Autoridad supervisó estudios a embalse Picarquín de Mostazal

Embalse PicarquínProfesionales de la Comisión Nacional de Riego (CNR) se encuentran realizando estudios de batimetría (profundidad de aguas), las que luego serán entregadas como informe a la Comunidad de Aguas de dicho sector.

400 personas dependen del riego de este embalse, para principalmente cultivar frutos secos, cerezas y carozos.

Encabezados por el seremi de Agricultura, José Guajardo, un total de siete personas, entre profesionales de la CNR y apoyos de la Comunidad de Aguas, se encuentran estudiando la profundidad y topografía del Tranque Picarquín, destinado a riego agrícola, con la finalidad de levantar suficiente información respecto a cotas de agua, metros cúbicos disponibles y posibilidades de crecimiento.

José Guajardo Reyes supervisó en terreno las faenas, que están utilizan mediciones con GPS, las cuales transmites coordenadas con gran exactitud. “Los resultados que emanen de estos estudios, serán un gran insumo para los agricultores miembros de la Comunidad de Aguas de Picarquín. Son ellos nuestra preocupación, y por lo mismo solicitamos hace un tiempo la participación de la CNR en este proceso, lo que nos asegura profesionalismo y resultados concretos respecto al real estado de este tranque”, precisó la autoridad regional de Agricultura.

En tanto, John Botto, presidente de la Comunidad de Aguas y de la Junta de Vigilancia del Río Peuco –que abastece dicho embalse-, señaló que “esto se gestó gracias a un fuerte apoyo de la SEREMI de Agricultura. Hoy hemos logrado esta batimetría, que nos permitirá avanzar en el arreglo del embalse, y dejarlo ojalá con una capacidad superior al 120%. Hoy nos encontramos con un 65%, y en el aumento la Comisión Nacional de Riego juega un papel fundamental”.

El embalse está ubicado en la zona cordillerana de San Francisco de Mostazal, tiene en la actualidad cerca de un millón de metros cúbicos de capacidad, y la comunidad espera para diciembre el informe final de parte de la CNR, insumo indispensable para mejorar la calidad de riego de dichos agricultores.

En total, son cerca de 400 personas las que dependen del riego de este embalse, divididas en 350 hectáreas, donde principalmente se cultivan frutos secos, cerezas y carozos.

Fuente: El Tipografo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *