La épica batalla de la comunidad de Caimanes: No deponen toma y pasarán las fiestas luchando porque se haga justicia

CaimanesEl camino de acceso al tranque de relave «El Mauro» permanece tomado desde hace 30 días por los vecinos de la Comunidad de Caimanes, que exigen que la minera Los Pelambres cumpla con el dictamen emitido por la Corte Suprema el pasado 22 de octubre y cese los perjuicios que durante 6 años han tenido que soportar las 1.600 personas afectadas, perjudicadas por un gobierno servicial para con los grandes grupos económicos en desmedro de la calidad de vida y los derechos de sus ciudadanos.

A más de dos meses de emitido el dictamen de la Corte Suprema (causa rol 12938-2013; 22/10/2014), que ordenó a la Minera Los Pelambres, propiedad del Grupo Luksic, restituir el cauce natural del Estero Pupío” libre de contaminación”, lo que debiera haberse traducido en la demolición o remolición  del tranque de relave El Mauro, y siendo que a la empresa le fue otorgado el plazo de un mes para ejecutar dichas obras,los vecinos de la comunidad de Caimanes (Comuna Los Vilos, Coquimbo) siguen luchando porque el grupo económico, que todavía no ha detenido la actividad del “depósito de desechos tóxicos más grande de América Latina”, no pase por encima de su dignidad una vez más.

Cabe recordar que el fallo de la Corte exigió  a la minera “permitir el escurrimiento natural de las aguas del estero Pupío a la comunidad de Caimanes, libre de contaminación de desechos provenientes del tranque de relaves El Mauro”. Este fallo fue muy importante, pues reconoce lo que es justo y “lo que venimos diciendo hace seis años” en referencia a que efectivamente las aguas subterráneas del Valle del Pupío fueron cortadas por la construcción del Tranque El Mauro, aguas absolutamente fundamentales para abastecer a la población del líquido vital. Además, “este tranque genera daño en la población e impide el escurrimiento de las aguas”, aseveró en su momento la abogada representante de la comunidad, Sandra Dagnino.

“La Minera no entiende que hay una contaminación real que la produce ella y que a estas alturas es impresentable pretender que hay agua donde no la hay, es decir, no es necesario ser perito para asomarse y ver el estero el pupío y ver que está absolutamente seco. Y es impresentable decir que no hay agua por causas naturales cuando toda el agua está dentro del tranque, está ahí, está ahí y no puede fluir precisamente porque está cortada”, agregó Dagnino.

PROTESTA-EN-RUTA-A-CAIMANES

Ahora, buscando presionar a la empresa, los  comuneros llevan más de 30 días manifestándose en el camino de acceso al tranque (ruta D-885), exigiendo que se haga efectivo el fallo de la Corte Suprema, mientras que la empresa sostiene que no negociarán -valga decir que no debería haber nada que negociar- en tanto que no se deponga la toma de los caminos.  Así lo señaló Cristian Martínez, Seremi de Gobierno, quien sostuvo, en declaraciones que recoge el medio regional El Día, que al tratar de agendar la segunda reunión ese fue el requisito demandado por la empresa. 

Sin embargo, dicho requerimiento no ha sido aceptado por la comunidad; Cristian Flores, vocero del Comité de Defensa Los Caimanes, indicó que “no queremos más mesas de diálogo, no estamos dispuestos a seguir dialogando con la minera dado que estas reuniones se han transformado en una práctica habitual sólo para que transemos. Que les quede claro que estamos exigiendo el cierre del tranque”. 

Ante la negativa de los afectados, el seremi señaló que seguirán “insistiendo en buscar una pronta solución”, donde no se estaría contemplado el desalojo, según consigna el referido medio.

“No podemos intervenir en los procesos judiciales sin juntar a las partes para iniciar una mesa de diálogo. Pero lamentablemente esto se quebró, porque para iniciar una no puede haber tomas de calles. El Gobierno no se puede  sentar a conversar con tomas de caminos”, indicó por su parte el gobernador de la provincia del Choapa, Patricio Trigo, quien sostuvo que debido a la magnitud de la protesta el caso lo habría tomado la intendencia.

En este punto, en conversaciones con El Ciudadano, Flores sostuvo que las autoridades están dando un espaldarazo a la minera tratando de mediar: “Esta minera sostiene el 40% de la economía de la Región y con esos datos nos presionan; Pero además de la economía también hay 1.600 personas que no pueden beber agua porque está contaminada, que están amenazadas por el estado del tranque – el cual cabe recordar que fue declarado “obra ruinosa” y que según las pericias realizadas no soportaría un sismo superior a 7,5 º-“. 

“Las autoridades lo que tienen que hacer es exigir que se cumpla el fallo de la Corte Suprema; Si no toman cartas en el asunto no estarían dando ninguna garantía en materia de Derechos Humanos ni de ninguna índole”, señala Flores, quien alude asimismo a los aportes del grupo Luksic a la campañapresidencial de 2013, que aportó a través de al menos 7 de sus sociedades, entre ellas Minera Los Pelambres y Antofagasta PLC. Esta última, según el reporte anual de finanzas de la propia empresa, donó $ 1.006 millones.

“Nos miran como si fuésemos monos, ignorantes, pero la instalación de la minera nos ha hecho despertar y vamos a seguir defendiendo nuestros derechos hasta que se demuela el tranque y se indemnice económicamente por los daños causados a las familias; Nuestro valle se abastecía de la ganadería, la agricultura y los pequeños pirquineros, actividades que ya murieron”. 

 Y es que la lucha de los comuneros está más firme que nunca, según lo indicado por el propio dirigente, quien sostuvo que ya tienen todo preparado para pasar las fiestas en el improvisado campamento; “Más que nada, los cortes de ruta no se van a deponer; Hemos organizado una cena para esta noche y las familias también se han organizado para año nuevo; Estaremos aquí hasta que se cumpla con el dictamen y se cierre el tranque”.  

  Asimismo, la comunidad exige que se retribuya a las familias con las indemnizaciones pertinentes. Y es que, que el fallo de la corte fuese favorable no implica que no fuese tardío, habiéndose acumulado desde 2008 una cantidad aproximada de 2.600 toneladas de desechos tóxicos lo que ha obligado a la comunidad a estar expuesta a graves enfermedades producto de la contaminación, como cáncer o nocivos efectos neurológicos en los niños por la presencia de manganeso.

Tranque de relave "El Mauro"

Tranque de relave “El Mauro”

 

Daños a la economía local

La obstrucción del estero Pupío, como señalaba Flores, ha supuesto un importante daño económico para las actividades económicas locales. Gilberto Carvajal, agricultor de la zona e integrante del Comité de Defensa de Caimanes, narra su experiencia en un artículo difundido por el órgano:” La agricultura, la ganadería y la apicultura, esos son mis rubros…eran mis rubros, porque ya estamos perdiendo todo, de agua, no tenemos agua, no tenemos vertiente, ahora ya se están terminando el resto que quedaba […] Yo tengo hartos años, tengo cincuenta y tantos años, y los años malos que han venido antes nunca se habían secado las vertientes. Incluso ahora este año empezaron a secarse los árboles nativos. El Arrayán, el Peumo, o sea, se va a perder todo, aparte de las abejas. Este año no sacamos miel nosotros, no cosechamos nada”.

Aguas contaminadas

Cristian Flores se refirió a la inquietud de la comunidad sobre la salubridad del agua; “… de repente para uno es tremendo pensar ‘estará o no estará contaminada’ […]el hecho de pensar de que lo que estás tomando está bueno o está malo,psicológicamente te genera un daño, y no es un daño menor pensar que tu vida está corriendo peligro o la de tu hijo […] aquí la mayoría, toda la gente que aún tiene lucas la está invirtiendo en agua, para poder estar un poco más tranquilos.[¿Y la gente que no? ¿Cómo lo hace?] Están tomando agua de la llave, tomando agua contaminada. ¿Y qué va hacer? ¿Va a dejar de tomar agua? No puede, tienen que cocinar, tienen que bañarse…”.

estimonios recogidos por el Comité

“…yo no confío del agua que a nosotros nos están entregando por las llaves, porque los hervidores, las ollas, eh, crían un sarro de diferentes colores. Yo,  hace dos años atrás tuve una enfermedad en las manos, me salieron unas durezas en todos los dedos de las manos, una picazón, que parecía que tenía ortigadas las manos, como una alergia, y no sabía de qué podía ser eso y puede que sea el agua, porque el cuerpo a veces lo puede rechazar, ¿qué se yo? Fui varias veces a la doctora, era una picazón como que se me ponía rojo y una picazón que mientras más me rascaba, más deseo de rascarme las manos me daba, era aquí en las palmas y en los dedos” (María Soto).

“Manganeso, el hierro y todo eso se incrusta en la piel, la piel de las personas, les da cáncer, imagínate los niños chicos. Y aquí toda la gente no tiene plata como para comprar agua. Hay gente aquí en Caimanes que toda toma agua de la llave nomás […] porque no tienen plata como para comprar […] Yo compro agua, porque tengo un hijo de seis años y no quiero que se enferme, por culpa de la Minera Los Pelambres”.(Alicia)

“Dicen que el relave es como una laguna, dicen que igual llegaría el relave aquí a Caimanes si se derrumba, pasaría por al lado del monolito, por donde yo vivo […] el día de mañana a lo mejor vamos a estar durmiendo y se va a venir eso abajo y no tenemos ni una alarma… en la noche usted va a estar durmiendo tranquila, nadie sabe si se va a venir en la noche el relave, capaz que nos mate a nosotros, a todas las personas o capaz que se venga en el día. ¿Y qué va a pasar? Que justo va a topar al lado de la escuela y van a haber muchos niños chicos que van a sufrir esa cuestión. A lo mejor no ahora, pero después, al tiempo después, yo a lo mejor voy a estar muerta, voy a estar muerta y van a decir ‘oh, de verdad tuvo razón’”(Susana).

Fuente: El Ciudadano / A. Vallés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *