Experto en Geografía: Frente a la sequía dependemos 100% de los Glaciares

Glaciar El Morado

El profesor de geografía de la Universidad de Chile señaló que además estamos frente a una sequía que se ha extendido por más del tiempo habitual. Francisco Ferrando la calificó como la más severa en la historia de Chile.

El profesor de geografía de la Universidad de Chile, Francisco Ferrando, se refirió al déficit de lluvia que afecta en Chile asegurando que, si bien en la historia de Chile ha habido periodos similares, esta sequía es la que se ha prologado por más tiempo por lo que dependemos 100 por ciento de los glaciares.

De esta forma en académico comentó en Lo que Queda del Día de Cooperativa un artículo publicado en la revista Bloomberg Business en la que se aseguró que el desierto chileno se acerca a la capital del país, indicando además que este ha sido el año más seco desde 1966.

“En la historia del país evidentemente han ocurrido periodos de sequías de varios años, periodos en los cuales incluso se racionó el agua en Santiago”, explicó Ferrando.

Al mismo tiempo agregó que “las condiciones que están propiciando el cambio climático, que están influyendo en el calentamiento y a partir de ello los montos de evaporación de agua oceánica -que es la fuente de la precipitación es que esos fenómenos- se están intensificando y prolongando más en el tiempo”.

“Desde el 2001 ha habido una declinación fuerte de la precipitación en la Región Metropolitana”, informó, sin embargo, reconoció que “esta sequía se ha prolongado más de lo que recuerdo de otras sequías históricas y ha sido bastante severa (…) Estamos en este momento en déficit de lluvia en Chile central del orden de 80, ochenta y tanto por ciento”, indicó.

Abastacimiento de agua

Ante este déficit de lluvia, el experto aseguró que dependemos 100 por ciento de los glaciares, sobre todo porque “prácticamente no queda nieve en la cordillera, no ha llovido en muchos meses, las napas o aguas subterráneas alimentadas por filtraciones han ido descendiendo, de modo que la retroalimentación desde el agua subterránea hasta el agua superficial prácticamente no está sucediendo”.

Consultado por la situación de Salamanca e Illapel, una de las más afectadas por la sequía, el académico aseguró que “es probable que esas ciudades en forma natural la gente ya empiece a irse hacia otros lugares con mayor disponibilidad de agua”.

“Pero evidentemente yo creo que es necesario que haya una política nacional que vaya a advertir a todas estas personas de que esta situación se puede agravar y se tienen buscar otras alternativas”, puntualizó.

En ese sentido, además expuso como una opción que las mineras, a modo de compensación ambiental por lo que destruyen en las montañas, se hagan cargo de desalinizar el agua para abastecer a las zonas más afectadas.

Fuente: Cooperativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *