Director del Instituto Zuckerberg y experto mundial en manejo de aguas, Eilon Adar: “El problema es que el agua en muchos países aún es gratis”

Israel es famoso por muchas cosas. Una de ellas es la forma en cómo han aplicado la innovación y tecnología al uso eficiente del agua. Justamente, desde ese país es Elion Adar, experto en materias de hidrología de las universidades Hebrea de Jerusalén y de Arizona (EEUU). Además, es director del Instituto Zuckerberg de Recursos Hídricos y miembro del programa hidrológico de la Unesco.

Adar -que fue invitado a Chile por las Oficinas Sistemas y Redes Ltda. y la embajada de Israel para conocer la realidad local- es el creador de un método denominado “Mixing Cell Model” (MCM), el cual es mundialmente aplicado para la evaluación cuantitativa de los sistemas de flujo de agua subterránea y cuencas complejas. “En la mayoría de los países el agua es sinónimo de comida, pues es utilizada para la creación de alimentos. Sin embargo, estos ya no son lo único que importa, pues hoy los recursos hídricos tomaron el carácter de commodities. Es decir, el agua tiene la misma importancia que la gasolina”, comenta Adar.

Entonces, ¿cuál es el problema?

-Se trata de algo que toda la gente desea y paga, pero el problema es que el agua en muchos países aún es gratis.

¿Qué pasará entonces?

-Las predicciones y modelos que hemos desarrollado indican que la población en el mundo va a crecer, y que eso vendrá acompañado con una mayor demanda de alimentos y agua.

¿Cómo se enfrentará esa demanda?

-La gran mayoría de la tierra cultivable ha sido utilizada por muchos años, mientras que las zonas más fértiles también se están ocupando. Tenemos dos opciones para enfrentar ese desafío: mejorar el uso eficiente del agua en todas sus formas y lo otro es ir a nuevos lugares donde realizar los procesos agrícolas, como algunas zonas del desierto, por ejemplo.

¿Cuál es la respuesta más viable a corto plazo?

-El uso eficiente del agua, pero sólo por un breve período. Esto no va a dar una solución eterna al continuo crecimiento de la población.

Entonces, ¿qué se debe hacer?

-Tenemos que estar preparados para producir alimentos en lugares infértiles, a no ser que queramos comer plástico (ríe). Por ejemplo, en Israel hemos estado practicando esta estrategia por casi 100 años. De esta forma, hemos logrado estar preparados para recibir a todas aquellas personas que lleguen a vivir al país. Para lograr ese desafío, es clave desarrollar la tecnología adecuada que permita plantar y cosechar en el desierto. Eso es posible, pues si se puede realizar en un territorio como el de Israel, también se podría ejecutar en un lugar como Atacama.

Chile tiene una fuerte actividad minera en el norte del país, siendo Atacama una de las regiones donde marca mayor presencia. ¿Cuál es el rol de esta industria en la disponibilidad de los recursos hídricos?

-He notado que parte de este sector de la industria ha sido irresponsable en el uso del agua, pero existen algunas empresas que ya le están dando un valor a este recurso, por lo que se han dedicado a explorar otras alternativas. Por ejemplo, están desalinizando o utilizando agua salinizada. Lamentablemente, las napas subterráneas de algunos sectores ya se encuentran contaminadas hace mucho tiempo y eso va a ser para siempre.

Este cambio de paradigma del agua, en términos de su visión como recurso y no como un regalo, ¿cómo puede cambiar la mirada que tienen industrias como la minera?

-Será un incentivo para que las mineras desarrollen las estrategias necesarias para mitigar los impactos negativos, con una mirada puesta en la eficiencia y el cuidado del medioambiente.

En ese sentido, ¿qué rol debiera cumplir el Estado?

-Las autoridades deben darse cuenta que todos podrían ganar si las cosas se hacen de manera ordenada. El agua es un recurso que se debe mirar de forma holística, tanto en lo económico como en lo medioambiental.

¿Cuál fue la estrategia de Israel?

-Todos los elementos relacionados con el agua, tales como la exploración, análisis, investigación de nuevas tecnologías, monitoreo y localización, además de control de calidad y generación de nuevos recursos, quedó en manos de la Autoridad Nacional del Agua de Israel. No son políticos, pues se trata de profesionales especializados en el área.

¿Qué estrategias se pueden aplicar en Chile?

-Es clave considerar el sentido económico y viable de la estrategia. Por ejemplo, desalinizar es una de las formas más caras de tratar el agua. Es necesario explorar antes todas las alternativas, una de ellas puede ser la recuperación de las aguas grises.

Miércoles 29 de agosto de 2018.

Por Efraín Moraga

Fuente: Latercera.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *