La dura carta de la CEO de Aguas Andinas contra el proyecto de US$ 3.000 millones de Minera Los Bronces

Una de las consideraciones que se hace en el escrito es que el área de influencia determinada en el EIA para la evaluación de los componentes asociados a impactos en el ámbito hidrológico, hidrogeológico y glaciológico no se aborda adecuadamente y en toda su extensión.

Un complejo camino es el que tiene el emblemático proyecto Los Bronces Integrado, ligado a Anglo American. Y es que no solo tienen a comunidades y vecinos en su contra, acusando que la iniciativa atenta contra el medioambiente y glaciares, sino que la misma CEO de Aguas Andinas, Marta Collet, envió una carta a distintas autoridades expresando su preocupación.

El proyecto, que involucra unos US$ 3.000 millones, se encuentra en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) y el escrito redactado por Collet se enmarca en esa línea. El año pasado se abrió la etapa para las consultas ciudadanas y revisión de antecedentes del estudio de impacto ambiental (EIA) por parte de los servicios públicos. En ese proceso, Aguas Andinas manifestó inquietudes referidas a los efectos del proyecto en los recursos hídricos de la cuenca alta del río Maipo. Respecto a esa y todas las otras consultas, Anglo American ya respondió, sin embargo, lejos de lo que la sanitaria esperaba. Por ello, envió una carta a diversas autoridades (11), desde el director general de Aguas, Óscar Cristi, hasta los alcaldes de las comunas de Lo Barnechea (Cristóbal Lira), Las Condes (Joaquín Lavín) y Vitacura (Raúl Torrealba). El documento también iba con copia al intendente de la RM, Felipe Guevara, y seremi de Salud del mismo, Paula Labra.

“Revisadas las respuestas a nuestras consultas y también las respuestas a otras personas que manifestaron preocupaciones similares frente al proyecto, hemos llegado a la conclusión que el titular no reconoce ni se hace cargo de los efectos negativos del proyecto que se manifestaron en esas observaciones y consultas”, manifestó la CEO de Aguas Andinas. Agregó que “nuestras preocupaciones dicen relación con los efectos del proyecto en los recursos hídricos de la cuenca alta del río Mapocho y sus impactos en el suministro de agua potable a una zona del Gran Santiago, especialmente por la escasez hídrica que sufre la zona en la que se emplaza el proyecto y la afectación de los glaciares por depositación de material particulado sedimentable y por vibraciones que provocaría la ejecución del proyecto”.

Una de las consideraciones que además se hace en el escrito es que el área de influencia determinada en el EIA para la evaluación de los componentes asociados a impactos en el ámbito hidrológico, hidrogeológico y glaciológico no se aborda adecuadamente y en toda su extensión, pues, se argumentó que el titular tampoco revaluó el área de influencia según las observaciones presentadas, lo que también fue solicitado por los Servicios Públicos con competencia ambiental.

“La información entregada en el EIA no es suficiente para asegurar que no será necesario incorporar aguas frescas al proceso. Los antecedentes y cálculos presentados por Anglo American Sur S.A. hacen referencia formal a derechos de aprovechamiento de agua, lo que no asegura la disponibilidad real del recurso en la cuenca, sobre todo en épocas prolongadas de sequía y cambio climático”, resaltó Collet. La misma concluyó la carta asegurando que en general las respuestas del titular están orientadas a negar los impactos observados por las personas y Servicios Públicos que han participado en la evaluación ambiental. “Por esas consideraciones, manifestamos a usted nuestra preocupación por las características del proyecto y los efectos que puede tener en los recursos hídricos de la cuenca del río Mapocho, la que es fuente de abastecimiento de agua potable de una parte de la ciudad de Santiago”, manifestó.

Anglo American no quedó indiferente a la postura de Aguas Andinas y respondió a PULSO Domingo el escrito. “En relación con la carta de Aguas Andinas, esta está fuera del marco del proceso de evaluación ambiental del proyecto. Con respecto a la calidad y disponibilidad de agua para Santiago, creemos que Aguas Andinas realiza afirmaciones que carecen de fundamento. No existen obras del proyecto que puedan alterar al cauce superficial o subterráneo del Estero Yerba Loca, como es de su preocupación, lo que se ha dicho en innumerables presentaciones y no ha sido cuestionado por las autoridades competentes”, sostuvo la minera.

Respecto a los glaciares, dijeron que la iniciativa no contempla obras ni actividades próximas a glaciares. “Los estudios que hemos realizado demuestran que es posible implementar una minería sustentable y que conviva en armonía con su entorno. Invitamos a Aguas Andinas a revisar en detalle y con rigurosidad los estudios disponibles en el Sistema de Evaluación Ambiental (SEA), y considerar debidamente el entorno de montaña, sus dinámicas ambientales y los factores globales que están produciendo cambios en nuestro clima, lo que está modificando los regímenes hídricos en todo el mundo”, concluyó Anglo American.

Fuente: La Tercera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *