#NOALTOMAIPO: ENTENDER EL PROBLEMA ES NUESTRA MEJOR ARMA

Mapa-Alto-Maipo-1255x640

El proyecto Hidroeléctrico Alto Maipo (PHAM) no es solo una amenaza real para el lugar, sino que propone un escándalo a nivel nacional al dar cuenta de la pobreza humana que habita en los dirigentes de nuestro país, a nivel político y económico. “Tenemos que alinear la infraestructura energética con las necesidades del país”, así inicia nuestro ministro de energías, Máximo Pacheco, su discurso en una feria del rubro. ¿Cuáles son las necesidades de nuestro país?, me pregunto yo, según múltiples encuestas enfocadas a temáticas políticas, es la seguridad y el empleo, según otras fuentes de una visión más humana es la felicidad y el bienestar. Por eso cabe preguntarse antes de destruir este proyecto desde los términos ambientales, ¿por qué no destruirlo desde las bases de nuestra política y nuestra constitución? Es aquí donde caemos más profundo en el problema, desde la constitución del 81, plena dictadura, se formula en el código de aguas, que estas son un bien social y económico, separa la propiedad del agua del dominio de la tierra, y le entrega la facultad al estado de decidir por ellas, pudiendo dar los derechos de forma gratuita y a perpetuidad, dando origen al mercado de las aguas, que ahora más bien es un monopolio. El hombre subsiste gracias al aire, que nos permite respirar, se alimenta gracias a la tierra, y se hidrata gracias al agua. Estos tres elementos nos permiten vivir, y esto es nuestro quehacer diario, es lo que nos permite desenvolvernos, desarrollarnos, enamorarnos, caminar y en fin, dar nuestro paso por la tierra. Hoy, y desde hace mucho, estos tres elementos están siendo fuertemente aniquilados, pero hoy a solo 80 km del centro de nuestra capital se está desvistiendo una realidad que avergüenza a muchos, y descalifica de toda autoridad a quienes están involucrados en esta masacre ambiental, de la cual no nos vamos a poder arrepentir. Hoy hablaré del agua del Cajón del Maipo desde una visión más global y técnica, para poder sacar algunas conclusiones.

El Mito del Déficit

La industria minera es responsable de casi el 40% del consumo de energías en Chile, hoy consumimos 63.390 Gwh, los cuales para el 2020 se estima, aumentará a 100.000 Gwh, lo cual nos dice que tenemos que crecer en 36.610 Gwh. Según Colbún, Chile para el 2020, con los proyectos aprobados, suplirá solo 14.500 Gwh dejando un déficit de 22.110 Gwh. La Comisión Chilena del cobre estima que el consumo del sector minero pasará de 22.900 Gwh a 41.100 Gwh para el 2025, casi duplica su consumo. Si analizamos las proyecciones de consumo energético y el aumento de proyectos mineros, nos damos cuenta que es directamente proporcional el crecimiento, y nos damos cuenta que este déficit no es a nivel de la población, sino de la industria. Por otro lado, según el consejo minero de Chile, desde el 2011 hasta la fecha, la relación producción y precio del cobre, nuestro “tesoro”, ha ido disminuyendo a nivel mundial y nacional, de 400 a 257 cUS$/Libra, casi la mitad en solo 4 años. Analizando estos tres datos cruzados, podemos concluir de manera apresurada, pero certera, que el cobre en algún minuto dejará de ser lo que es hoy, por lo que el flujo de producción disminuirá, así necesitando menos energía, dejando estas proyecciones de demanda energética bastante frágiles. En el caso que mi hipótesis sea certera, tendríamos elefantes blancos construidos, centrales destruyendo ecosistemas de alto valor natural sin muchos propósito, producto de la desmesurada ambición circunstancial del empresariado chileno, y la visión poco desarrollada de nuestros políticos, que puede recaer en un grave problema para el futuro de las generaciones. Si el déficit pronosticado para el 2020 es de 22.110 Gwh, Alto Maipo aporta 2.465 Gwh, es decir solo un 11,14% del supuesto déficit energético. Comprendiendo esto considero que la justificación de que hay un déficit energético urgente es nula, falsa y vergonzosa, por muy bien desarrollado que estuviese este proyecto considero indispensable frenarlo rápidamente, ya que si no es necesario para el desarrollo integral del país, como lo aseguran las autoridades y empresarios, no entregaremos como ciudadanos el agua potable de Santiago, la biodiversidad del Cajón del Maipo y el potencial turístico metropolitano en manos de personas sin conciencia racional, sin desarrollo profundo, que sentados desde su vida sedentaria vienen a tomar postura sobre nuestra tierra, que nos entrega la vida.

Desafiando a la tierra, Alto Maipo

El Proyecto Hidroeléctrico Alto Maipo (PHAM), en manos de los extranjeros AES Gener, es un juego de ambición, es el desafío directo del hombre a la tierra, pone al Cajón del Maipo expuesto a la desertificación, acelera el proceso de derretimiento de los glaciares, y por consecuencia resulta en el agotamiento de los recursos hídricos que abastecen más de seis millones de vidas y 120 mil hectáreas de regadío. Este proyecto desde dentro hacia afuera, altera 32 hectáreas de bosque nativo, 70 ha de matorrales, altera el ecosistema de más de 86 especies, se producirá una reducción en la cobertura vegetal de todos los tramos a intervenir, se altera la composición de más de 92 m3/s de agua, des-arenando y contaminándola, disminuye los cauces del río El Volcán, río Yeso y río Colorado, en algunos casos hasta en un 41% para temporadas secas, genera un movimiento de tierra de más de 2,7 millones de m3 de roca, los cuales serán depositados en múltiples lugares ensuciando, contaminando y aplastando miles de hectáreas no contempladas, altera el entorno socio-cultural de más de ocho sectores campesinos, con las bocatomas Engorda, Colina, Las Placas, El morado, El yeso, Los Maitenes, Aucayes, Alfalfa, además impone cinco campamentos de población flotante en más de 70 km, alterando el comercio local, la convivencia y promoviendo el tráfico de drogas, prostitución, delincuencia y otros. “La posible construcción del PHAM también provocará daños en formaciones geológicas e hidrogeológicas del Monumento Nacional El Morado y en el glaciar San Francisco, ambos pertenecientes al Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas por el Estado. Respecto de esto último, hay que informar que la Dirección General de Aguas (DGA) y el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) cometieron –en el proceso de evaluación– omisiones y errores que favorecieron la aprobación –en 2009– de este proyecto”. Según destacó el ingeniero hidráulico Jack Stren a la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente de la Cámara de Diputados –que en 2009 analizó las circunstancias en las que fue aprobado este proyecto– los derechos de aguas que la empresa dice poseer son mayores a los que el Maipo y sus afluentes tienen. “Esto indica –según Stren– que si el proyecto se ejecuta, sacarán hasta la última gota de las cuencas, porque dicen tener los derechos sobre todas esas aguas”. En opinión de este especialista, el río Maipo disminuirá su caudal –de aprobarse Alto Maipo– un promedio anual de 40 por ciento, “por lo que se convertirá en un simple zanjón, con sus riberas totalmente secas”. (El Mostrador)

El tobogán gigante

Mapa Alto Maipo

Este proyecto contempla ocho bocatomas, las cuales son aberturas hacia las afluentes, estas toman las aguas en un gran porcentaje, dejando un ridículo cauce ecológico, que en algunos casos llega a ser de 0,1m3/s como lo es el caso del Estero Las Placas. Estas bocatomas, sacan toda la arena y materiales pesados dejando un cúmulo considerable anual de material. Las bocatomas se conducen hacia túneles, de algunos casos con cinco metros de diámetro, y 39 kilómetros de longitud, los cuales conducen hacia las centrales, bajo tierra, frenando y alterando las napas subterráneas y el curso normal del movimiento bajo tierra. Luego las centrales a través de turbinas, toman la energía por movimiento y dejan salir el agua 70 km más abajo, aunque en casos de emergencia tienen desagües en varios puntos, pudiendo resultar inundaciones “repentinas” en diferentes zonas campesinas. Las bocatomas parten en las alturas del río El Volcán, captando los recursos hídricos de el Cajón Del Morado, Cajón La Engorda, Estero Colina y Quebrada Las Placas, eso se conduce al túnel El Volcán que avanza hasta el Río Yeso, donde hay una nueva Bocatoma, para seguir hasta la central Alfalfal II, donde se producen 264 Mw, luego todo este cauce entubado durante otros 28 km viaja a juntarse con el Canal de descarga Alfalfal I (antigua central), Río Colorado en Bocatoma Maitenes, y Canal 2 de la central Maitenes (Antigua Central). Finalizando esto se descarga 70 km más abajo que es la parte alta del Río El Volcán en el Río Maipo, la zona de El Manzano.

¿Qué Hacer?

Esto ya es una opinión personal, pero cuando uno ve estos problemas como únicos caemos en defender efímeramente algo puntual, y luego retornamos en silencio a esperar que nazca otro proyecto, para este caso, nos queda marchar, visitar el lugar, mover la información, aprender, leer, decir nuestra opinión, pero que esta opinión canalice cambios. Todos podemos aportar, no porque andemos en una 4×4, o sintamos que destruimos de cierta forma el medio ambiente, no podemos actuar y opinar, cada uno sabe dónde está su foco, donde está su lucha, y esa energía, personal, es la que hay que explotar, finalmente si todos aportamos en algo, el mundo va a caminar a un mejor lugar. Los invito a compartir, a sumarse a proyectos sociales, ecológicos permanentes, a ir a la montaña y descubrir la belleza que hay ahí, para defenderla de manera íntegra. Personalmente los invito este 5 de diciembre a marchar en Plaza Italia desde las 11 de la mañana, luego lo invitó a difundir estos documentos, y sumarse a mi proyectoSOMOS NATIVOS.

Datos para defender

1- Caudal Ecológico ( Qe ) es un término utilizado por la DGA (Dirección General de Aguas) que se refiere a la cantidad de m3/s que necesita un afluente para entregar las condiciones mínimas en donde se desarrolle la vida natural preexistente, dicho de forma simple.

2- Qe de las afluentes a intervenir:

Yeso: 0,46 m3/s
Colorado: 0,66 m3/s
Colina: 0,37 m3/s
Morado: 0,17 m3/s
Placas: 0,1 m3/s
Engorda: 0,15 m3/s
El Volcán: 0,3 m3/s

El proyecto toma 92 m3/s y devuelve 92 m3/s, estimando “posibles” pérdidas, y en la página 17 del artículo RCA del proyecto, dice “En caso que el seguimiento de las variables determinen que el Qe no es capaz de satisfacer el real requerimiento del sistema acuático, entonces se activarán las medidas de mitigación, reparación y/ compensación descritas en el plan de manejo integrado”. Esto da la posibilidad de que realmente pase, deja ambigua la resolución, y da la posibilidad de la mitigación, lo cual en concepto refiere a cualquier compensación económica, social, etc, es decir, si mueren lo ríos nos pueden regalar carreteras.

3- Serán extraídos 2,7 millones de m3 de roca los cuales serán depositados en múltiples zonas del cajón generando los conocidos lugares en espera, que son espacio para el desarrollo de actos ilícitos y de empobrecimiento del paisajismo local.

4- La energía se entrega al SIC, (Sistema Interconectado Central) este distribuye desde la región de Los Lagos, hasta la región de Atacama, por lo que directamente esta energía NO va a la mina los pelambres, si se puede inferir que indirectamente está destinada a suplir la demanda de la minería que corresponde casi a un 40%.

DefiendeMaipoDefiende MaipoNo Alto Maipo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *